La trompa de Eustaquio y la Kinesiologia.

Esta corrección la introdujeron Daniel Whiteside y Gordon Stokes en la kinesiología.
Las trompas de Eustaquio conectan los oídos medio e interior, con la parte de atrás de la garganta.
Su función es ayudar a que los oídos drenen líquido y mantengan la presión adecuada de aire en los oídos.
Cualquier desequilibrio en estos conductos puede provocar dolor en los oídos, problemas de equilibrio, nos puede hacernos sentir confusos, desequilibrados y desconectados de la realidad.
Para la kinesiología especializada en el comportamiento, el oído medio nos conecta y nos sintoniza con la energía procedente del mundo externo e interno.
Como se dice en Thee in one Concepts : lo que oímos va directo al corazón.
Se dice que la oreja tiene más conciencia inédita que el ojo, por el mero hecho de que cada inhalación, parte del aire que respiramos pasa por el oído a través de la trompa de Eustaquio.
Esto significa que realmente no tenemos manera de anular nuestra conexión con nuestro interior y exterior al mismo tiempo.
Qué pasaría si creáramos un bloqueo para no oír el susurro de la pequeña voz interna o que pasaría si no quisiéramos escuchar según que palabras que nos produjeran un estrés a nuestro sistema de creencias.
Pues tendríamos la posibilidad de que esta zona se bloqueara, produciendo desequilibrios en el oído interno y en nuestras trompas de Eustaquio.
Esta corrección nos brinda la oportunidad de conectar nuestro mundo interno, con nuestro mundo externo.
Cuando nos sale esta corrección con el test muscular , nos sugiere que nuestro cliente está negando, o no quiere escuchar aspectos de su vida que la producen un estrés a su sistema de creencias.
Esta corrección, a mí en particular me encanta por su creatividad y sus resultados tan asombrosos en nuestro sistema de creencias, proporcionándoles a nuestros clientes una percepción distinta a sus problemáticas o ha su manera de percibir la realidad a través de la escucha.
Como siempre digo, la kinesiología nos sorprende con sus correcciones y sus resultados tan asombrosos de una forma muy creativa.
Con cariño Joan Campos kinesiólogo y formador de kinesiología.