La kinesiología y la recesión de edad.

La recesión de edad, es un protocolo que introdujeron en la kinesiología Gordon Stokes ,Daniel Whiteside y Candance Callaway , los tres creadores de Three in One Concepts los padres de la kinesiología del comportamiento y las emociones.La mayoría de las personas suelen sufrir una gran cantidad de dolor en su evolución como seres humanos.
Toda nuestra experiencia negativa queda grabada en la memoria celular del cuerpo, desde el momento de la concepción, hasta el tiempo presente esto determinara nuestro comportamiento y nuestras creencias.
Para nuestro sistema de creencias nuestra auto-imagen es lo que creemos ser y lo correcto.
Pero nuestra individualidad como seres humanos es la suma de la herencia genética de los 254 antecesores y de nuestras siete generaciones anteriores.
Hay un libro que recomiendo a todo buen kinesiólogo que debería tener en su estantería, que es Fisonomía Aplicada de Francesca Simeón, es un libro que resume muy bien como nuestra herencia genética condiciona nuestro presente.
A toda esta experiencia que nosotros creemos ser, muchas veces puede quedar condicionada por toda esta información que guardamos de nuestros antepasados a través de la memoria genética.
Esto quiere decir dos cosas, que somos la evolución de nuestros antepasados y que somos todo el conjunto de nuestras experiencias desde el momento de la concepción hasta el tiempo presente.
Cuando identificamos la edad de la causa o la generación implicada a través del test muscular, tenemos la capacidad de poder liberar el estrés o la memoria que condiciona nuestro comportamiento y nuestras creencias en el momento presente.El pasado tiene su propio pasado, presente y futuro. Esto quiere decir que de un suceso pasado materializaremos un futuro concreto.
De hecho puedo constatar que muchas veces nuestros errores y fallos en el presente son problemas y memorias latentes del pasado sin solucionar.
Si una cosa nos ofrece la recesión de edad, es darnos la oportunidad de poder corregir y abrir nuestro corazón y nuestra mente a nosotros o aquellos ancestros que no supieron hacerlo mejor.
un libro que recomiendo a todo buen kinesiólogo que debería tener en su estantería, que es Fisonomía Aplicada de Francesca Simeón, es un libro que resume muy bien como nuestra herencia genética condiciona nuestro presente.
A toda esta experiencia que nosotros creemos ser, muchas veces puede quedar condicionada por toda esta información que guardamos de nuestros antepasados a través de la memoria genética.
Esto quiere decir dos cosas, que somos la evolución de nuestros antepasados y que somos todo el conjunto de nuestras experiencias desde el momento de la concepción hasta el tiempo presente.
Cuando identificamos la edad de la causa o la generación implicada a través del test muscular, tenemos la capacidad de poder liberar el estrés o la memoria que condiciona nuestro comportamiento y nuestras creencias en el momento presente.El pasado tiene su propio pasado, presente y futuro. Esto quiere decir que de un suceso pasado materializaremos un futuro concreto.
De hecho puedo constatar que muchas veces nuestros errores y fallos en el presente son problemas y memorias latentes del pasado sin solucionar.
Si una cosa nos ofrece la recesión de edad, es darnos la oportunidad de poder corregir y abrir nuestro corazón y nuestra mente a nosotros o aquellos ancestros que no supieron hacerlo mejor.

Atentamente Joan Campos Kinesiologo y formador de kinesiologia.